Hreinn Friðfinnsson, After Finitude, 2018, 1 digital video file, Duration: 1:07 min

Gerard Byrne, Elena Damiani, Ann Edholm, Paul Fägerskiöld, Hreinn Friðfinnsson, Eva Löfdahl , José Vera Matos
»After Finitude, A selection by Elena Damiani«

Nhmx, September 21, 2018 - November 03, 2018

Galerie Nordenhake, based in Stockholm and Berlin, opens a new space in Mexico City with the exhibition After Finitude, strengthening its links with the cultural networks of the Americas.

read more

The project is defined from the notion of ​​contingency in natural laws, which could change (or not) at any time without any apparent reason. It refers to the laws of nature that are infinite, incalculable and impossible to encompass, in order to reflect on the limits of human existence, its stability and permanence in time. Thus, the project resonates with Quentin Meillassoux's questions regarding human knowledge of the world, it’s natural, and invariant laws, within the finitude of our knowledge and our existence.

After finitude reflects on how the infinite and infinite probabilities do not present an obstacle to calculate specific mundane events. We cannot position ourselves outside of nature and calculate a possible number of laws to determine the likelihood that any of these will change. And although we can speak of probability when we examine everyday events, we cannot refer to the probable and the improbable when we describe nature as a whole that contains us.

Elena Damiani

-------------------------

Español:

Después de la finitud es una reflexión acerca de la manera en que el infinito y las probabilidades infinitas no son un impedimento para calcular eventos mundanos puntuales. No podemos posicionarnos fuera de la naturaleza y calcular un número posible de leyes para determinar las probabilidades de que cualquiera de éstas cambie. Y aunque podemos hablar de probabilidad cuando examinamos eventos cotidianos, no podemos hablar de lo probable y lo improbable cuando describimos a la naturaleza como un todo que nos contiene.

La exposición se delinea a partir de la idea de contingencia de las leyes naturales, que pudieran cambiar (o no) en cualquier momento sin la necesidad de una aparente razón. También reflexiona acerca de las leyes de la naturaleza que resultan infinitas, incalculables e imposibles de totalizar en los límites de la existencia humana y su estabilidad y permanencia en el tiempo. Es así que el proyecto resulta cercano a los cuestionamientos de Quentin Meillassoux entorno al conocimiento del mundo, sus leyes naturales e invariantes, en la finitud de nuestro conocimiento y nuestra existencia.

La muestra reúne un conjunto de obras que sugieren de manera oblicua, la problemática de referirse a la infinidad desde la finitud. Las obras esbozan diferentes maneras de cuestionar nuestro entendimiento acerca de los procesos de creación, la temporalidad de los objetos, sus límites físicos y la noción del infinito absoluto. Conceptos como lo ancestral y el archi-fósil enriquecen la lectura de las obras bajo la premisa de que éstas se construyen para señalar una realidad que se expande y supera el tiempo histórico.

La problemática de referirse a cualquier objeto del mundo antes o después del hombre tratando de escapar al pensamiento correlacionista sugiere que no podemos elaborar reflexiones y tener conocimiento de un mundo más allá de la eventualidad del hombre. Sin embargo la dificultad de ensayar una mirada que sobrepase los confines de la finitud para construir conocimiento de una realidad transfinita, no parece una privación para las distintas formulaciones entorno a eso que nos sobrevivirá.

Elena Damiani

La obra de Damiani ´Dust Tail´ es un collage mosaico de imágenes digitales de las colas brillantes de diversos cometas impreso en una tela de seda. La impresión semitransparente cuelga suspendida en capas, formando un medio eclipse que describe la trayectoria de órbita que siguen los cometas. Las formas evanescentes evocan el hecho absolutamente contingente de si el cometa va a impactar contra la tierra. Como el que provocó la extinción de la vida terrestre en Yucatán o los miles de diminutos que llegan y se desvanecen al atravesar la atmósfera.

En segundo lugar la serie de esculturas de la artista ´Rude Rocks´ toma como punto de partida El libro de Arena de Jorge Luis Borges, para inspirarse en la noción del infinito como elemento corruptor que altera la comprensión de los objetos e imposibilita el cálculo de sus límites en espacio y tiempo. En Rude Rocks N8 y Rude Rocks N9, las estanterías deformadas señalan una resistencia al material geológico. El tamaño, la pesadez y la solidez de las protuberancias exhiben una negación a la forma y un proceso invertido en el trabajo del material que rechaza estar inscrito en el diseño racional de las estructuras geométricas.
La obra ´Rudo Rocks 9´ es un comentario interpretativo sobre la capacidad de los objetos físicos para contener información que sobrepasa su materialidad al envolver -y desdoblar- innumerables capas de conocimiento que son difíciles de descifrar o que aún permanecen desconocidas para el espectador. Al hacerlo, los materiales geológicos aparecen como representaciones plausibles de lo informe y lo desconocido en el paisaje y la cultura, encarnando largas preocupaciones sobre la lectura de objetos que pueden aparecer al principio como modelos de estructuras hechas por el hombre, que luego se presentan como ambiguas y consecuentemente inalcanzables.

Las obras de Gerard Byrne exploran la cultura contemporánea a través del filtro del pasado, basándose en diversas fuentes artísticas históricas y populares. La serie de fotografías titulada ´Fibonacci Progression´ se basa en la sucesión matemática que se presenta en todas las cosas del universo como un espiral. El artista juega con la degradación de blanco a negro en la obra y la coloca en el muro refiriendo a los primeros número de la sucesión: 0, 1, 2, 3, 5, 3, 2, 1, 0 provocando que visualmente se cree un rombo.

Para Ann Edholm la geometría es presencia a escala corporal pintada con pintura al óleo mezclada con cera que deviene como una piel. En sus grandes lienzos vemos las numerosas capas de las superficies de colores chillones que hacen referencia a la historia del arte y sobretodo a los cuerpos de la pintura barroca. Terror I es una referencia a la teoría del Tsimtsum, un fenómeno de contracción divina que tiene como objetivo permitir la creación origen del universo de acuerdo a la Cábala Judía.

Hreinn Fridfinnnsson ha desarrollado desde los años setenta una sutil y poética exploración del espacio y el tiempo. El artista presenta objetos en los que él interfiere lo menos posible, creando nuevos trabajos que investigan las ideas del yo y del tiempo. En ´Two Steps Up´ el uso de oro en las superficies de la escultura genera reflejos que se expanden más allá de los límites físicos de la estructura convirtiendo el espacio en parte de la obra.
A menudo se estructura en torno a las dualidades y las inversiones: entre la izquierda y la derecha, el pasado y el presente, lo cercano y lo lejano, lo interior y lo exterior, lo lleno y lo vacío, la luz y la sombra, lo visible y lo invisible, los sueños y la vigilia. De ahí la frecuencia con la que Fridfinnsson emplea los espejos, que no solamente reflejan (y por tanto duplican), sino que también invierten lo que se ha duplicado. En esta pieza, el artista especula con la absurda y poética idea de que el infinito pudiera tener cuatro esquinas, abriéndolas en forma de escultura flotante.
El nuevo film producido para la exposición Después de la finitud, parte de la idea de que la luz se expande hasta el infinito en el universo, a no ser que encuentre un cuerpo con el cual impacte. El film representa en bucle una vela y la mano del artista que se mueve interrumpiendo intermitentemente la proyección de la luz.

Eva Löfdahl crea diferentes tipos de metáforas paradójicas, donde se cruzan estructuras visuales y mentales familiares, ella se esfuerza por visualizar una multitud de niveles de significado enigmáticos y estéticos en los mundos fragmentarios de los símbolos y las imágenes del hombre contemporáneo. ´3D 'Pi'´ es una referencia directa a la constante matemática más importante y su expansión al infinito.

Desde lejos, el trabajo de Paul Fägerskiöld parece una imagen monocromática, pero cuando nos movemos discernimos los miles de chorros de pintura de los que está compuesto. Por lo tanto, el movimiento del espectador es fundamental para descifrar las acciones espacio temporales en juego en su creación. Paul Fägerskiöld utiliza una lata de aerosol para dejar gotear lentamente la pintura sobre el lienzo desde diferentes ángulos, lo que resulta en una oscilación entre el caos y la repetición y recuerda por un lado la infinitud del universo y por otro los píxeles de una pantalla.

El trabajo de José Vera Matos recuerda que la escritura, o la comunicación en su sentido más abstracto, sólo puede existir en común, mientras sea creada para el otro y siempre de una manera inacabada e interminable. Su obra reescribe narrativas que provocan que poco a poco el texto comience a tomar nuevas formas como lo que podría ser un espiral, la caída en un abismo o un hoyo negro. Aunque en la pieza presentadas en la exposición sea casi ilegible, el texto consiste en una transcripción del libro La tirania del Inca, el Inca Garcilaso y la escritura política en el Perú colonial (1568-1617) de Richard Parra.

Ann Edholm, Terror I, 2014, Oil on canvas, 240 x 240 cm

Ann Edholm, Terror I, 2014, Oil on canvas. Detail

Eva Löfdahl, Inclined, 2018, Graphite and binder on paper and magnetic spheres. 26 parts, 32 x 25 each.

Eva Löfdahl, Inclined, 2018, Graphite and binder on paper and magnetic spheres. Detail

Elena Damiani, 2018, Collage, 28 x 18 cm

Eva Löfdahl, 3D 'Pi', 2009, Cast. 50.8 x 71.1 x 71.1 cm

Elena Damiani, Rude Rocks N9, 2018, Black marble from Monterrey and bronze. 170 x 50 x 145 cm

Elena Damiani, 2018, Collage, 28 x 18 cm

Hreinn Fridfinnsson, Two Steps Up, 2014, Gold leaf, glass (3 shelves), 18 x 60 cm

Gerard Byrne, A Fibonacci progression in 17 Stages, commenced in 2001 and completed in 2011, 17 framed selenium-toned silver gelatin prints, 22 x 27 cm

Elena Damiani, Dust tail, 2016, Digital print on silk chiffon, steel. Overall dimensions installed, ca. 160 x 220 x 81 cm

Elena Damiani, Dust tail, 2016, Digital print on silk chiffon, steel. Overall dimensions installed, ca. 160 x 220 x 81 cm

Hreinn Friðfinnsson, After Finitude, 2018, 1 digital video file, Duration: 1:07 min

José Vera Matos, Reading Path, 2018, Stylus, graphite and ink on cotton paper. 210 x 120 cm

José Vera Matos, Reading Path, 2018, Stylus, graphite and ink on cotton paper. Detail

José Vera Matos, Amauta Fragmentos, 2018, Stylus and ink on cotton paper, 30 x 42 cm

Paul Fagerskiöld, Untitled, 2016, Acrylic on canvas with walnut frame, 241 x 307 cm